postheadericon Cuando transportar pacientes se hace desde el corazón

Todas las tardes en la entrada principal de Policlínica Metropolitana trabaja un joven cuya actividad es ser Transportador de Pacientes, lo cual consiste en recibir, atender, prestar apoyo y trasladar (movilizar) a personas que vienen con distintos problemas de salud, y esperan al arribar a nuestra Institución “una sonrisa franca, una mano amiga, una auténtica preocupación por su situación, y más aún, un apoyo firme y sincero que les guie hasta el servicio, el consultorio, o el área a la cual se dirigen”.

Esta es la misión de Argeis Moreno, un trabajador modelo, que vive lo que hace, y se esmera es hacer su tarea con dedicación, compromiso, vocación de servicio y calidad. Él es nuestro protagonista en esta nueva entrega de testimonios de GentePCM con el sello de ser verdaderos “Ciudadanos Metropolitanos”.

Argeis Moreno es un joven entusiasta, cargado de energías y comprometido con su trabajo, que seguramente muchos conocen en Policlínica Metropolitana, donde labora desde hace ya 11 años como trasportador de pacientes. Específicamente desde hace 4 años, está encargado en el horario vespertino de recibir a los pacientes que vienen a PCM través de su lobby principal, y necesitan ayuda para bajar de los vehículos, una silla de ruedas para llegar a su destino, información y una palabra amiga que les de tranquilidad y les haga sentir “que están en casa”.

Este joven nació en la ciudad de Caracas, pero desde hace muchos años reside en Guatire, circunstancia que no le impide llegar cada día puntualmente a su trabajo; es casado, tiene dos niños, y afirma con orgullo que es cristiano, lo que le ha inspirado a servir a los demás con humildad, empatía, y genuino “amor por el prójimo” como él mismo lo define.

Argeis Moreno, un Transportador de Paciente orgulloso de su trabajo y ejemplo de calidad de servicio en PCM.

Argeis Moreno, un Transportador de Paciente orgulloso de su trabajo y ejemplo de calidad de servicio en PCM.


Cada una de las personas que visita Policlínica es porque tiene una necesidad, una preocupación, –dice Argeis – o alguna complicación de salud, y considero que mi deber es tratarlo como me gustaría que me trataran a mí. Los pacientes necesitan que los comprendan, ayuden y brinden el mejor trato posible durante su estadía en PCM, ya que de lo contrario, podemos generar en ellos una interpretación inadecuada y hasta predisponerlos contra la propia institución.

Si bien su rol es ser transportador, este joven sabe lo que es agregar valor a su trabajo, por ello es común verlo apoyando el flujo vehicular en la entrada principal, ofreciendo una respuesta a cualquier pregunta, duda o consulta, y dar la bienvenida a quienes cruzan el portal de vidrio, calmándoles de inmediato la ansiedad o sembrando en el visitante una sonrisa.

Argeis también se siente muy agradecido con PCM, debido a que hace siete (7) años tuvo un grave accidente automovilístico donde casi pierde la vida. Permaneció más de un mes en terapia intensiva, y asegura que gracias a los médicos que le atendieron – el Dr. Luis Alberto Russián y el Dr. Nerio Leal-, así como al amor y entrega que le brindaron las enfermeras, pudo salir adelante:

Precisamente porque sé lo que es ser un paciente, me pongo en sus zapatos, y trato de dar esa misma atención que a mí me dieron y que me devolvió a la vida. Hay que ser agradecido, amar y respetar al prójimo, y ser una persona responsable, esa es mi misión de vida -. Dice con profunda sabiduría.

Dar Excelencia en Salud, explica nuestro transportador, comienza precisamente por “ponerse en los zapatos de cada uno de los pacientes que nos visita”, brindarles un buen trato, ayudarlos y cuidar de su salud y bienestar. Hacer una medicina de clase mundial empieza por asegurar calidad de servicio y trato digno a los pacientes.

Dar Excelencia en Salud, explica Argeis, comienza precisamente por “ponerse en los zapatos de cada uno de los pacientes que nos visita”.

Dar Excelencia en Salud, explica Argeis, comienza precisamente por “ponerse en los zapatos de cada uno de los pacientes que nos visita”.

Argeis en sus ratos libres se dedica a la danza y canto en la iglesia cristiana a la que pertenece. Algo que le llena de gran orgullo, es que ha realizado una gran variedad de cursos sobre el manejo de los pacientes, cómo trasportarlos correctamente, cómo atender un paciente con alguna discapacidad motriz, e incluso primeros auxilios.

-Cada día me esfuerzo por hacer la mejor labor posible en PCM, por dar amor al prójimo y por hacer mi trabajo con amor. El sueño que tengo por realizar, es estudiar diseño gráfico.

Este joven, ejemplo de tantas cosas buenas, es un vivo ejemplo de nuestra #GentePCM, gente que sirve, lucha, se esmera y ama su Institución.