postheadericon Es imposible prevenir el cáncer en los niños pero si mejorar el diagnóstico y el tratamiento

Cada año solo en Venezuela más de 1.100 niños reciben un diagnóstico de cáncer, lo cual implica un gran impacto para éste y su familia; en los países desarrollados el cáncer es la primera causa de muerte en los niños, y desafortunadamente es una enfermedad que en ellos no se puede prevenir. La buena noticia es que gracias a los los avances en las técnicas diagnósticas y en los tratamientos, ha aumentado significativamente la sobrevida, y mejor aún, la curación total.

Sobre este complejo tema y en el marco del Día Mundial Contra el Cáncer Infantil que se conmemora el 15 de febrero, entrevistamos a la Dra. Daniela Falcón, hematólogo pediatra de Policlínica Metropolitana, y quien tiene a su cargo el manejo de los pacientes oncológicos pediátricos que son tratados en la institución.

El Día Mundial Contra el Cáncer Infantil o Pediátrico fue dispuesto con el propósito de que el mundo entero preste atención y ponga cuidado en esta enfermedad, que lleva a miles de niños en el mundo desde muy temprana edad a luchar y a defender el valor de la vida, por estar en riesgo su derecho de disfrutar plenamente una infancia con salud.

Es momento de que seamos conscientes de la importancia de la problemática del cáncer infantil. Los niños con cáncer de todas partes del mundo merecen el apoyo para poder superar esta situación. Cuando un niño recibe las condiciones de tratamiento y soporte necesarios, tiene muchas probabilidades de curarse. Por esto, hay que movilizar todos los esfuerzos posibles para darles a entender a estos pequeños que no pueden perder la fe, pues siempre hay caminos y alternativas para superar este difícil trance, comentó la Dra. Daniela Falcón.

Dra. Daniela Falcón, Hematólogo Pediatra de Policlínica Metropolitana.

Dra. Daniela Falcón, Hematólogo Pediatra de Policlínica Metropolitana.

Es imposible prevenir el cáncer en los niños -reafirma la Dra. Falcón- pero si es posible mejorar las técnicas de diagnóstico y los tratamientos. Esto solo se logra gracias a la Investigación.

• La distribución del cáncer entre la población infantil se clasifica en: 30% leucemias, 22% tumores de sistema nervioso central, 13 % linfomas.

• Existe una predominancia masculina en la incidencia del cáncer infantil con un 57% de casos registrados en niños y 43% en niñas.

• La supervivencia de niños diagnosticados con cáncer a los de 5 años es del 75%. Habiendo observado un aumento del 43% en la supervivencia de pacientes diagnosticados desde el 1980 hasta 2016 y una disminución del riesgo de muerte a los 5 años siguientes al diagnóstico del 50%.

• La incidencia del cáncer infantil distribuido por edad: 11.4% de 0-1 año de edad; 35.7% de 1-4 años; 28.5% de 5-9 años; y 24.1% de 10-14 años.

La hematóloga Falcón se ha planteado como objetivo principal del ejercicio de su profesión, “Brindarle a la futura generación el apoyo que merece”. Por este motivo y con gran entusiasmo adelantó las metas que se ha trazado en PCM para este 2017:

• Impulsar un Programa de atención integral al niño y su familia.

Los niños y sus familiares viven esta experiencia con gran dolor, incertidumbre y miedo. El tratamiento suele ser un proceso agresivo que conlleva momentos difíciles para todos. Por lo que es necesario desarrollar acciones dirigidas a minimizar las alteraciones emocionales y la interrupción del adecuado desarrollo del niño enfermo. Programas que ofrezcan una atención integral y que estén desarrollados por equipos multidisciplinares (psicólogos, trabajadores sociales, voluntarios) en colaboración con el equipo médico asistencial del hospital y el profesorado del aula hospitalaria.

Es imposible prevenir el cáncer en los niños -reafirma la Dra.Daniel  Falcón- pero si es posible mejorar las técnicas de diagnóstico y los tratamientos.

Es imposible prevenir el cáncer en los niños -reafirma la Dra.Daniel Falcón- pero si es posible mejorar las técnicas de diagnóstico y los tratamientos.

Atención psicológica

En este contexto, la intervención incluye diversas áreas de actuación, entre otras: ayudar a los padres a manejar el estrés asociado al diagnóstico y al comienzo del tratamiento; instruirles para que puedan apoyar a sus hijos durante la enfermedad; entrenamiento en pautas para favorecer la comunicación familiar; ayudar a los niños a entender la enfermedad y prepararlos para afrontar el tratamiento.

Atención social

Aquí en PCM hemos logrado que un total de 128 familias hayan recibido información y orientación sobre los recursos sociales existentes, así como sobre ayudas económicas que pueden solicitar, y además, se han beneficiado del servicio de prestación gratuita de material ortopédico (silla de ruedas, camas articuladas, andadores, grúas, entre otras)

• Por otra parte promovemos talleres ocupacionales y actividades de animación y tiempo libre, que favorezcan a los pacientes durante el tránsito por esta situación.

El niño, a pesar de la enfermedad, continúa siendo niño y por tanto sus intereses siguen siendo el juego, la diversión, el contacto y la comunicación con otros niños. Por este motivo, las actividades de animación realizadas por los voluntarios resultan sumamente importantes para crear un entorno acogedor y lúdico. Durante el año 2015 se ha llegado a un total 523 participantes en las diferentes actividades de ocio en las unidades de oncología pediátrica, en los domicilios y en las residencias y pisos. Y se estima que en el 2016, las actividades favorecieron a un número igual de participantes.

A lo largo del año también se han realizado una gran variedad de actividades recreativas fuera del ámbito hospitalario con la participación de 380 niños y familiares. A ello se suman los 323 niños, padres y hermanos que han participado en los campamentos.

“Nuestra lucha se centra en lograr el diagnóstico temprano de los casos, y en lograr los mejores tratamientos, porque es aquí donde reside la clave de la supervivencia de los menores y la preservación de su calidad de vida” – Apuntó la Dra. Falcón. Por ello, este año el lema elegido es “8 razones para la esperanza”, y en torno a este tema ha girado el manifiesto: “Los niños tenemos el mundo a nuestros pies. Algunos queremos ser científicos y artistas, o todo a la vez. Otros seremos los nuevos profesores, bomberos, abogados y los nuevos médicos. Pero los niños, lo mejor que tenemos, es que podemos soñar con ser cualquier cosa y llegar a serlo”.

El índice de supervivencia es cada vez más alto, pero en cáncer infantil, no será nunca suficiente, hasta que lleguemos al 100%”.

¿Qué sabes del lazo dorado?

Mucha gente no lo relaciona, pero el lazo dorado compara la fortaleza y resistencia de los niños con cáncer con el mismo oro. Cada vez son más las instituciones y grupos de la sociedad los que han utilizado el lazo dorado como muestra de su apoyo y solidaridad a la lucha contra el cáncer infantil, pero -hoy por hoy- este lazo no ha logrado alcanzar la importancia y visibilidad del lazo rosa del cáncer de mama o el rojo del VIH.

Aquí es donde “tú puedes ayudarnos”, comenta la hematóloga Daniela Falcón: Te pedimos que animes a todos tus conocidos a que cada 15 de febrero con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, lleven un pin con el lazo dorado o una prenda de color dorado, así conseguiremos que la sociedad empiece a relacionar el lazo dorado con el cáncer pediátrico y concienciaremos de una enfermedad que en nuestro país es la primera causa de muerte por enfermedad en niños y adolescentes.

El niño, a pesar de la enfermedad, continúa siendo niño y por tanto sus intereses siguen siendo el juego, la diversión, el contacto y la comunicación con otros niños. En la gráfica la Dra, Falcón con la Dra. Elena Machado.

El niño, a pesar de la enfermedad, continúa siendo niño y por tanto sus intereses siguen siendo el juego, la diversión, el contacto y la comunicación con otros niños. En la gráfica la Dra, Falcón con la Dra. Elena Machado.